lunes, 22 de diciembre de 2008

TAPAS FRANQUICIADAS, NUNCA MEJORES QUE LAS TRADICIONALES

Una fría noche de niebla en Zaragoza. Habiendo estado con unos amigos en Grancasa, nos apetecía cenar algo pero diferente a lo que el centro comercial puede ofrecer. Hambre no había mucho, así que unas tapitas, fue la elección. Lizarran podría haber sido una opción, pero salimos a la calle y nos dirigimos a La Croqueta.

Era algo pronto, lo reconozco y quizás fuera la razón de mi desilusión con el restaurante. El local, en sí, está muy bien decorado. Estilo moderno. Pero en un restaurante, lo importante, es la comida. En primer lugar, las tapas estaban de muestra en la barra sin ningún tipo de protección de los que estaban en el bar. Obviamente, fumando, con el humo yendo directamente a la comida... Me pareció algo poco higiénico. Cualquier tos o estornudo, también sería víctima de las mismas.

El servicio, bastante desagradable. Los cubiertos, en auto-servicio, pero con malas caras cuando coges unos set de servilletas y cubiertos previamente preparados y accesibles a todos.

Al ser algo pronto, en torno a las 20.30, las tapas ofrecidas eran pocas. Muchos fritos de patata con diferentes rellenos, atractivos en el nombre, pero insulsos de sabor.

Un bar de tapas con pocas ganas de trabajar, con poca oferta y definitivamente, uno al que no volveré.

PRECIO: ACEPTABLE
LIMPIEZA: ESTÁNDAR
SERVICIO: PODRÍA MEJORAR
MANTEL Y SERVILLETAS: autoservicio... con malas caras.
OFERTA: Tapas

NO RECOMENDADO.

LA CROQUETA
Pablo Casals, 2, ZARAGOZA
Tel: 976 730 555

1 comentario:

Homer Simpson dijo...

A mi personalmente me gusta el Lizarran, aunque sean siempre las mismas tapas, estan mas que aceptables y tienen un muy buen precio..

Saludos,