sábado, 28 de febrero de 2009

DE TAPAS, EN LOGROÑO, EN EL LAUREL, SIN DUDA

Sin duda alguna, la calle del Laurel, en Logroño, es bien conocida por sus bares de tapas. Si alguien está en la zona, no debe dudar visitar la zona y disfrutar de la gastronomía local. Cada bar tiene una especialidad. La tapa o tapas típicas de cada bar están descritas en las pizarras o en los carteles exteriores.

Son muchos los “garitos” y, obviamente, comer en todos es imposible… al menos, para mí. Pero, aun así, he estado en algunos cuantos...

Sin duda alguna, el que más me ha gustado ha sido La Bodeguilla Los Rotos (San Agustín, 8). Aquí, se puede degustar algo que hasta la fecha, no había probado. Huevos Rotos en “bocadillo” con gulas, hongos, chistorra o bacalao. Todo un manjar, que se ha ganado cierta fama en la ciudad y que hace que la primera parada ya empiece “fuerte”.

Después, se puede seguir con el pincho de Champiñones en Bar El Soriano (Travesía del Laurel, 2). Una “columna” de Champiñones empalillados, sobre una rodaja de pan, bien calentitos, que esconden un secreto. El aliño que hace de ellos, algo especial.

A continuación, otra tapa clásica en Logroño: El “matrimonio” del bar Blanco y Negro (Travesía del Laurel, 1). Un bocadillo de boquerón, anchoa y pimiento verde. Los “matrimonios” actuales, duran poco, pero lo que sí que es cierto, que éste, durará bastante tiempo, por la gran cantidad de adeptos que tiene.

Cerca de éste, un par de puertas más allá, se encuentra el bar El Cid (Travesía del Laurel, s/n), donde la especialidad son las setas a la plancha. No se ha de perder la ocasión de probarlas.

Justo en frente, se encuentra el Bar Pata Negra (Calle del Laurel, 24). Bien conocido por sus “bocatitas” donde destaca el de jamón serrano con queso de tetilla fundido… ¿Qué puedo decir de éste? Que hay que probarlo.

Pero ya vale de bocatas. Ahora, vamos a por un pimiento relleno. Sin duda, hay que visitar el bar El Sebas, (Calle Albornoz, 7) donde podremos degustar los famosos pimientos rellenos de carne del Sebas.

En Casa Pali (Calle del Laurel, 11) se puede probar la berenjena rebozada, con queso. Una de sus especialidades también es el espárrago frito y rebozado.

En fin, unas cuantas ideas para disfrutar de una sesión de tapas en Logroño. Ahora, os toca a vosotros visitar estos sitios… o investigar por vuestra cuenta en el resto de bares. Y lo mejor, es que el precio es muy asequible.

2 comentarios:

Carlos M dijo...

La calle del Laurel (o senda de los elefantes que he oido le llamaban alguna vez) es de las visitas obligadas en Logroño, impresionante, la primera vez que fui (para un partido Logroñes-Zaragoza) no lo podia creer, cada bar tenia su tapa, cada una diferente y como dices a precios muy asequibles... Aqui por la tapa de los champis y el vino igual te cobran el doble en el tubo, es otro tema pero ir de tapas por Zaragoza es carisimo..

Saludos,

Syed Mazhar Hussain Shah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.